Alerta Oruga del Boj

Ayúdanos saber dónde hay bojedales afectados por oruga del boj y cuán afectados están.

¿Cómo debe ser la foto que nos envíes?

Si sigues las siguientes recomendaciones en el momento de hacer las fotos, tus observaciones serán de mucha utilidad para nuestra investigación:

  1. Cuando encuentres un bojedal con bojes comidos por la oruga del boj, activa el GPS del móvil. Si no quieres o no puedes activarlo, siempre puedes localizar después el punto sobre el mapa. 
  2. Haz una fotografia, en la que se tenga una visión amplia de bojes comidos por la oruga del boj.
  3. Por defecto, haz la foto horizontal.
  4. Sólo si consideras que una foto vertical ayudaría a ver mejor el alcance de la afectación, hazla en este sentido.
  5. Evita los contraluces y si haces la fotografía dentro del bosque evita fotografías con mucho contraste, intenta evitar las horas centrales del día cuando hace Sol.
  6. Abre el web-app para entrar los datos, escoge la alerta #orugaboj y sigue las instrucciones para subir tu observación. Si tienes dudas sobre cómo hacerlo, consulta este enlace.
web_Papallona_Boix 3 JLuis
web_Papallona_Boix 5 JLuis
 
  • Para valorar el grado de afectación deberás escoger a cuál de estas imágenes se parece más el bosque que estás observando.

     

    Afectación muy alta

    El 90% de los bojes han perdido casi todas las hojas.

    Afectación alta

    El 60% de los bojes han perdido muchas hojas.

     

    Afectación moderada

    El 30% de los bojes han perdido hojas.

     

    Afectación baja

    El 10% de los bojes han perdido hojas.

    Cada ecosistema forestal tiene sus características y puede que, en algunos casos, resulte más difícil escoger a qué imagen se parece más tu observación. Si observas un trozo de bosque aproximadamente como el que ves en el dibujo, tu valoración será muy útil, aunque no sea exacta.

  • La oruga del boj (Cydalima perspectalis) es una especie de polilla invasora que, durante su fase de oruga, se alimenta de las hojas del boj y puede llegar a dejarlos totalmente defoliados.

    Esta polilla es originaria del este asiático (China, Japón y Corea), pero fue introducida accidentalmente en Europa a través del comercio de plantas vivas en 2007, concretamente en Alemania y en los Países Bajos. Años después, en 2014, se encontró por primera vez en Cataluña —en Besalú, Girona— y en muy pocos años se ha convertido en una nueva plaga en nuestro país. Se desconoce cuál es su distribución actual, pues tiene una alta capacidad invasora y en fase de polilla puede volar varios kilómetros y poner los huevos. Lo que sí se conoce por el momento es que las comarcas más afectadas son la Garrotxa y Osona, aunque hay otras donde también se ha encontrado, como el Ripollès, la Selva, Pla de l’Estany y Girona, sin saber, sin embargo, cuál es el alcance de la afectación.

    Actualmente, la oruga del boj está generando una gran alarma social por los efectos visibles que causa en los bojes: los deja totalmente defoliados e, incluso, puede llegar a devorar su corteza, poniendo en peligro la supervivencia de la planta. Asimismo hay mucha incertidumbre sobre las implicaciones que pueden tener estas altísimas afectaciones, por una parte por el desconocimiento que tenemos sobre la capacidad de recuperación de los bojes afectados y por otra, en relación a la velocidad de expansión de la plaga. En cuanto al bienestar de las personas, las orugas hacen unos hilos de seda que las permiten desplazarse de unos bojes a otros para seguir comiéndoselos y forman auténticas telarañas que se pegan al cuerpo de las personas que pasean entre arbustos infectados.

    Aún existe mucho desconocimiento sobre su expansión actual y potencial, sobre la intensidad de su afectación, sobre cómo ha variado su ciclo de vida en Catalunya, sobre el impacto que el debilitamiento y / o mortalidad de los bojes puede acabar teniendo en las otras especies de animales y plantas de estos ecosistemas, de si aparecerán enemigos naturales que ayuden a controlar la plaga, etc.

    Es imprescindible empezar a recoger datos para intentar responder a estas preguntas y comprender lo antes posible como se expande y cómo afecta y afectará la oruga del boj a los bojedales de Catalunya.

  • La información que obtendremos con vuestras observaciones -dónde ha habido afectación por la oruga del boj y cuan afectado están los bojes- nos servirá para ir monitoreando la expansión de esta plaga. También se combinará con otros datos: meteorológicos (precipitación, temperatura), mapas topográficos y otras fuentes de información, con las que modeliza su expansión. Esto nos permitirá responder algunas preguntas dentro del contexto actual de Catalunya, como por ejemplo:

    • ¿Hay condiciones concretas, que podamos detectar, que favorezcan o retrasen la expansión de la oruga del boj?
    • ¿Hasta dónde ha llegado la expansión de la plaga?
    • ¿A qué velocidad se propaga? ¿Puede acabar afectando a toda Catalunya? ¿Cuándo?

    Combinaremos esta información con experimentos específicos para analizar la mortalidad del boj después de ataques continuados de la plaga y responder a preguntas como:

    • ¿Se recupera el boj después del ataque de la oruga?
    • ¿Qué proporción de los bojedales catalanes podrían morir?
    • ¿Es más probable que haya afectaciones más severas en unas zonas u otras?
    • ¿Cómo puede afectar la alta mortalidad de bojes al funcionamiento global del ecosistema forestal?

    Conocer toda esta información será muy útil para tener datos sobre la expansión de la oruga y poder localizar nuevos focos de la plaga.

 

Mapa de alertas por la oruga del boj

Este mapa te permite ver todas las contribuciones de los ciudadanos y ciudadanas a las alertas sobre procesionaria que hemos activado. Si te has registrado en el momento de hacer las observaciones, puedes visualizar todos los datos que has aportado seleccionando tu usuario.

 
 

Más información sobre la oruga del boj

La oruga del boj tiene un ciclo complejo que puede incluir dos, tres o más generaciones por año dependiendo principalmente de las condiciones climáticas de la zona donde está viviendo. En su estadio más desarrollado las orugas hacen unos 35-40 mm y son de color verdoso. La forma más común de la mariposa adulta es nocturna y tiene las alas blancas con el margen marrón oscuro y hacen unos 26-45 mm de envergadura y es bastante difícil de confundir con ningún otro.

Julio y agosto son los meses de máxima afectación de los bojes porque es cuando las orugas están más activas y su voracidad es máxima provocando una defoliación extrema de las plantas. Los bojes son arbustos muy resistentes con capacidad de rebrotar y volver a hacer las hojas necesarias para su supervivencia. Pese a ello, los años 2017 y 2018 han sido dos años de defoliaciones continuas de los bojedales, principalmente de la zona de la Garrotxa y de Osona, y el debilitamiento repetido que van sufriendo estas plantas puede llegar a provocarles la muerte.

Cicle_Papallona_Boix_ESP 1