“Por culpa de unos otoños cálidos se ha acelerado el ciclo de la procesionaria y afecta a mucha más superficie” explica Brotons en TVE

El pasado 7 de octubre, en el informativo del fin de semana de TVE, Alerta Forestal apareció en un reportaje sobre las primeras orugas de procesionaria en Catalunya. En él se ofrecían dos visiones de la problemática de la plaga: la visión del mundo forestal, donde participábamos nosotros, y la visión del mundo agrícola y económico.

Anabel Sánchez, coordinadora de Alerta Forestal, explicaba la preocupación de los ecólogos: “si la afectación por procesionaria en los bosques es tan grande como los últimos años, es posible que haya problemas de mortalidad de pinos en estas zonas afectadas recurrentemente”. También intervenía Lluís Brotons, director del proyecto, que advertía de la relación de la plaga con el cambio climático: “estamos preocupados por las proyecciones de futuro, pues cada vez habrá más sequía y los árboles estarán más debilidades cuando llegue la procesionaria”. Y añadía “por culpa de los otoños cada vez más cálidos, el ciclo de la procesionaria se ha acelerado y afecta a mucha más superficie”.

Por su parte, Jorge Heras, responsable sanitario forestal del Departament d’Agricultura, comenta que en otoño es cuando comienzan las actuaciones de control de la plaga. Por ejemplo, se rocían los bosques desde aeroplanos con Bacillus y se colocan trampas de feromonas en los pinos que atraen a los machos y los capturan. Heras recuerda los efectos que tiene la plaga sobre las economías locales que viven del turismo rural, de las setas, ganadería o trabajos forestales, que se ven cada vez más perjudicadas.

Podéis recuperar el reportaje en este enlace o verlo a continuación a partir del minuto 7:40.

 

Comparte esta noticia: